Goza y haz gozar …

Comenzamos este enero, pobre en lluvias y bajo una niebla espesa, viajando hasta Rennes, histórica capital de Bretaña y durante siglos reino independiente con lengua y cultura propias. Su situación occidental en relación con el resto del territorio nacional la ha impulsado a jugar un papel central en el Arco Atlántico, una de las grandes regiones transnacionales reconocidas.

rennesLlama la atención su carácter altamente medieval en sus calles y sus plazas, en sus cafés y sus pequeñas tiendas, en su lengua ancestral, mimada por aquellos que la hablan como un tesoro que debe pasar de generación en generación. Ello no significa que se trate de un lugar anclado en el pasado, al contrario, Rennes es puntera en tecnología, cuenta con universidades de prestigio y acoge algunos de los festivales de música más célebres del país galo.

rennes otras (4)Los Tras Musicales es un festival ineludible para todos aquellos que tienen curiosidad en descubrir las últimas tendencias del rock francés e internacional así como la música actual y emergente. Es imposible hacer un listado de todas las revelaciones artísticas musicales que se han producido en este festival y en cada edición sorprenden con su programación.Además, les Trans estarán presentes por las calles de Rennes pues se celebra un festival por los bares del casco antiguo durante las mismas fechas. Rennes ofrece una oportunidad para que los jóvenes de las áreas rurales de Bretaña den una probada a la vida cosmopolita sin dejar detrás su región o cultura.

Pero no solo de música vive el hombre, la ciudad acoge a lo largo del año, muestras de arte contemporáneo, danza y teatro que hacen que la escena cultura de este enclave francés esté marcado como punto esencial para aquellos que saben apreciar la esencia de la contemporaneidad.

rennes otras (5)Lo que me lleva a resaltar uno de los propósitos de año nuevo: dejarme caer en los brazos del hedonismo. Las connotaciones peyorativas que tiene esta escuela filosófica no restan importancia a sus ideas. El filósofo francés Michel Onfray aboga por, frente a una moral basada en la “pulsión de la muerte”, la negación de la vida, el miedo y la creencia comunitarias en quimeras o trascendencias,  oponer el deber ético de la construcción personal del Yo: la “pulsión de la vida” y el querer la felicidad en la tierra. No debemos renunciar a nada: cualquiera de nuestras palabras, sensaciones, acciones y pensamientos quedan recogidos en un tejido maravilloso y ancho unido por un invisible hilo que da sentido a la vida sea cual sea su desarrollo.

La idea del hedonista como un ser vulgar y a materialista no es cierto, se trata de estar a favor del ser y no tanto del tener, es decir, nos permite estar realmente presentes en el mundo, para poder disfrutar de nuestra existencia, gozar de nuestros sentidos. El paraíso no existe, solo hay una vida, breve, que hay que transformar hasta donde sea posible en paraíso, aquí y ahora.

Amig@s pasad, vamos a brindar … Por el aquí, por el ahora … Por el placer de los sentidos … Por las pulsiones y los instintos … Por la luz y por la luna …

Bienvenidos a la caverna de los valientes … Gocen …

rennes otras (1)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s