Un elefante se balanceaba sobre …

Este frío y luminoso día de otoño os invito a recorrer conmigo las callejuelas del zoo de Berlín. Es posible acceder a él por varias entradas, cada cual más bella. Sin embargo, decido entrar por la menos exótica y llamativa, pero no por ello menos bella.

zooberlin (1)Este lugar está plagado de contradicciones para mí. Es uno de los zoológicos más antiguos de Europa y el más grande y concurrido de Alemania, recibiendo más de tres millones de visitas al año y situado en el lado este de Tiergarten ( principal parque de la ciudad, antigua reserva de caza). Su historia se inicia en 1844, cuando tras tres años de obras, abre sus puertas al público gracias al científico Alexander von Humboldt, al explorador africano Martin Hinrich Lichtenstein y al director de jardines Peter Joseph Lenné que aunaron sus esfuerzos para darle vida.

Cuando entro en algún parque de estas características siempre me planteo la dicotomía entre el hecho de disfrutar de los animales, su belleza y sus enseñanzas o considerarlo lugares donde encierran a indefensas criaturas contra su voluntad para recreo de los humanos. En el caso de Berlín, esto se amplía al hecho de que si observamos imágenes relativamente recientes, durante la Segunda Guerra Mundial, este lugar quedó devastado y miles de animales perecieron junto a los habitantes de la ciudad, en una especie de perversa simbiosis.

Las crónicas de la época hablan de la existencia en el recinto de un búnker , en cuya construcción participaron alrededor de 8000 personas, y que serviría para albergar a unos 30.000 civiles en su interior. La primera planta estaba destinada a contener piezas de arte de los distintos museos berlineses; en el tercer piso se albergada el hospital equipado con 95 camas, 2 salas de operaciones, y dotado de 8 doctores, 20 enfermeras y 30 auxiliares y en la cuarta planta se situaban los antiaéreos del Zoo, así como las antenas de radio de la Gestapo.

flaktowerinberlin19451Así mismo, existía la llamada Torre del Zoo, desde la cual se divisaba toda la ciudad e incluso sirvíó para parar los primeros intentos de tomar el Reichstag, que se encontraba a unos dos kilómetros. Existen algunas imágenes que nos ayudan a hacernos idea de la devastación que sufrió la ciudad, y hay algunas conversaciones entre los contendientes que nos acercan a la barbarie. Es el caso de las palabras pronunciadas por el Coronel Wöhlerman : ” Tenía una vista panorámica de aquella gran ciudad en llamas, asfixiada por el humo: una escena que hacía temblar hasta los tuétanos a quien la contemplase”.(1)

El parque cuenta con numerosos programas para la conservación de ciertos animales en peligro de peligro de extinción que se encuentra en sus instalaciones, a salvo de algunos peligros.

Lo que nos reconforta con “Gaia” es observar a los niños que pasean , ríen, se asombran ante cualquier gesto de esos bellos animales de un modo tan espontáneo y tan sincero. Así que me siento a ver a unas de las criaturas que más me fascina, es un enorme hipopótamo que abre su inmensa boca bajo el agua de su charca.

A mi lado, ellos … Empatía, verdad, amor sin condiciones, abrazos de luz, olor a hierba mojada, … Esperad un momento … La puerta debe seguir abierta …

zooberlin (2)

Anuncios

Un pensamiento en “Un elefante se balanceaba sobre …

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s