Veo, veo …

Inauguramos el mes de agosto, cálido y con olor a piscina y arena, con un viaje en el tiempo. En unas semanas cumpliré años, lo que me suele llevar a hacer un pequeño balance del año, los lustros o las décadas. Esto significa que cogeremos el tren hacia mi infancia. Mirando fotografías de aquella época, he descubierto que las puertas ya me acompañan desde entonces. Creo, que siempre han estado ahí velando por mí; lo mismo que mis seres queridos, como mis abuelos, cuya presencia es permanente y palpable, más allá de lo físico. Por ello, quiero compartir con vosotros … Continúa leyendo Veo, veo …