” Sueño mis pinturas, luego pinto un sueño”.

Ahora que el astro rey parece deleitarnos con su calor y su luz es el momento de abrir las puertas y dejar entrar la primavera en nosotros. Esto implica permitirnos ser felices y disfrutar de aquello que nos llena. Es hora de respirar desde lo más profundo de nuestro ser y sentir el aire fresco de la mañana que nos va a quitar todos los miedos, inseguridades y desesperanzas que la noche nos trajo. Por eso, hoy no voy a hablaros de ninguna de las fotografías de puertas que hago, si no que he querido explorar nuevos caminos. Y he descubierto puertas más allá; he observado que en algunas pinturas este elemento juega un papel esencial que a veces nos pasa desapercibido.
Voy a mostraros cuatro lienzos en los que los vanos resaltan en el juego de la pintura y voy a intentar explicaros su importancia.
La primera obra,y no podía ser menos, es “Las Meninas” de Diego Velázquez (1656). Las meninasLa obra cumbre del pintor nos descubre a la familia del rey Felipe IV y el hombre que vemos asomado a la puerta es José Nieto, aposentador de la reina, mayordomo y guardacamas. Su gesto nos lleva hasta el reflejo de los reyes en el espejo, que de lo contrario podría pasar desaparcibido.El juego de luz y sombra entre la pared lateral, el techo y la puerta del fondo hace que aumente el efecto de profundidad y nos crea la ilusión de que el aire corre entre las figuras. La llamada “perspectiva aérea” utilizada magistralmente por Velázquez es uno de los elementos de su pintura que le han llevado a merecer su reconocimiento en vida y en los siglos venideros.
la institutriz A continuación vamos a ver un cuadro no muy conocido titulado ” La institutriz”, de Jean-Baptiste Simeón Chardin (1738) donde la puerta implica un gran simbolismo. El cancel entreabierto a un espacio desconocido sugiere la entrada del niño en el mundo de los adultos y los impredecibles vaivenes y tribulaciones que le aguardan. La institutriz era la responsable de sus primeras letras pero ahora su protegido debe afrontar nuevos desafíos. Sus técnica depurada le hizo destacar en su época, aunque no contó con una repercusión posterior grande, más allá de algunos bodegones o retratos de familia burgueses.
Mi admirado Edward Hopper pintó en 1951 “Habitación junto al mar” donde la nítida línea entre la puerta de la Hopperhabitación y el agua tienen correlación con la frontera entre la luz y la sombra, proporcionando un aspecto no natural al agua. La visión desde la puerta produce la impresión de altura y surge una ilusión óptica que hace que el horizonte aparezca curvo y lejano. Hopper consigue crear una serie de imágenes que el espectador acepta como reales en las que sin embargo surgen elementos que no lo son. Si os queréis entretener en un juego os sugiero ver su obra ” Noctámbulos” y ver si encontráis la puerta para poder salir del local.
el pestillo Para acabar, un descubrimiento para mí sobre todo por lo que implica simbólicamente la puerta. Se trata del lienzo ” El pestillo” de Jean-Honoré Fragonard (1777). La pintura realizada por él fue estéticamente dirigida a la burguesía francesa, con escenas de estilo rococó en su mayor parte. De hecho, es habitual ver actualmente sus cuadros en posavasos o tazas, por lo que este cuadro del que os hablo es una pequeña rareza. Sintetiza la instantaneidad de la seducción; un joven libertino consigue vencer los principios morales de una mujer noble o gran burguesa gracias a un hábil proceso de conquista. Los personajes quedan encerrados por un cerrojo, separados del mundo.
Un placer haber hecho juntos este recorrido por las imaginarias salas de un museo … Vamos a sentarnos un rato a reposar tanta información … O mejor, crucemos la puerta de Hopper que el mar nos espera …
hopper2

Madera …

Como la primavera va a tardar en dejarse ver y marzo ya ha llegado al calendario, no hay mejor sitio para viajar que a Grecia. En concreto se trata de la ciudad de Heraklion, capital de la isla de Creta y cuarta ciudad más populosa del país.

En el año 1204 la ciudad fue comprada por la República de Venecia, como parte de un complicado acuerdo político que implicaba a la Cuarta Cruzada y la restauración del emperador romano de Oriente a su trono. Venecia ya había mantenido contactos comerciales con Creta durante largos períodos de tiempo, disfrutando de exención de impuestos, por lo que era conocedora de las virtudes y defectos del lugar. El dominio de la isla estuvo amenazado por la hostilidad de la población local, a pesar de que se les permitió continuar con algunas leyes propias, aunque ambas poblaciones se mantuvieron separadas llegando incluso a prohibir los matrimonios mixtos entre cretenses nativos y venecianos.

La puerta que quiero mostraros alude precisamente al arsenal veneciano construido en el puerto de Heraklion para la construcción y reparación de las galerARSENAL HERAKLION (2)as. Esta construcción se enmarca dentro de las mejoras que desarrolló Venecia, entre las que destaca también el foso de la ciudad que implicó la creación de enormes fortificaciones con lugares de hasta 40 metros de espesor con siete bastiones y una fortaleza en el puerto, elementos que aún hoy se pueden admirar.
Este arsenal seguía el modelo marcado por el de la ciudad de Venecia siglos atrás, que actuaba como astillero y base naval. El término arsenal proviene del árabe Dar al Sina’a, que se podría traducir como dársena o astillero. La creación de esta compleja edificación impulsó el poderío naval veneciano. El Arsenal de Venecia, en un primer momento, sólo alojaba barcos privados pero en 1320 el llamado ” Arsenal Nuovo” permitió la construcción de barcos mayores y la incorporación de métodos de producción en serie de barcos de guerra, que requería menos madera y menos tiempo. Así mismo, sirvió para el desarrollo de nuevas armas de fuego.

Tras la instalación de Venecia en la isla pasó a denominarse Candía y se convirtió en la sede del Duque de Candía y del distrito administrativo de Creta, llegando a ser reconocido como Reino de Candía. ARSENAL HERAKLION (3) Las iniciales reticencias de la población local se fueron apagando y la coexistencia de dos culturas diferentes unido al estímulo del Renacimiento italiano llevó a un florecimiento de las letras y las artes en la isla. Tras muchos vaivenes históricos, finalmente la isla se configuró como parte integrante de Grecia, aunque en su impronta siempre quedan sus diferentes ocupantes y la huella dejada.

Estas líneas han querido ser un pequeño homenaje a mi abuelo, fallecido hace poco más de un año y cuyo oficio fue precisamente el de arreglar barcos a la manera tradicional. No era veneciano, ni nunca pisó tierras italianas o griegas, pero lo que es cierto es que si lo hubiesen conocido, la República de Venecia hubiera luchado por hacerse con sus servicios, puesto que era un virtuoso. Ahora que queda su recuerdo, sus barcos y su sentido del humor, me quedo aquí. Esta vez no voy a cruzar la puerta… Si me permitís, voy a quedarme fuera a esperarle … Él tiene la llave …
ARSENAL HERAKLION (1)