Qurtuba

Nos vamos a adentrar en la Córdoba árabe, esplendorosa y cosmopolita; y, por ende, en su monumento más representativo, su Mezquita. El edificio fue iniciado en torno al año 786 en el lugar que ocupaba la basílica de San Vicente Mártir. Mezquita CórdEn el momento de su finalización fue la segunda mezquita en importancia por detrás de la Meca. Un hecho reseñable de su configuración es que la qibla no fue orientada hacia la Meca, sino 51 grados hacia el sur, algo que se volvió habitual en las mezquitas construidas en territorio de Al-Andalus.

Pero, no es ahí donde quiero yo dirigirme; mi intención es mirar hacia el suelo. Existe en Córdoba la leyenda de la existencia de un túnel subterráneo entre la ciudad palatina de Medina Azahara y la propia Mezquita. Parece que este túnel, aún no descubierto, permitía al califa acceder directamente a caballo a la mezquita para sus rezos diarios. La distancia entre la Mezquita y Medina Azahara es de ocho kilómetros en dirección oeste. Si profundizamos en la Historia, esta ciudad fue mandada edificar por el califa Abderramán III como parte de su política de dignificación, a imitación de otros califas orientales que gustaban de inaugurar nuevas ciudades y así mostrar su superioridad. Hay quien reafirma la parte romántica del califa, indicando que la ciudad fue un regalo a su favorita, de nombre Azahara. En ese momento, Córdoba tenía casi un millón de habitantes, y era considerada la ciudad más grade, culta y opulenta del mundo. Era una ciudad llena de servicios públicos, tales como mezquitas, bibliotecas, baños, zocos, universidad o escuelas.

Parece claro que la existencia de ese túnel no es más que parte del imaginario colectivo, pero si tiene su fundamentación en el hecho de que la ciudad contaba con innumerables pasadizos. De hecho, no muy lejos de esta puerta, se ha encontrado un túnel que une la Mezquita con el Alcázar, vía reservada para emires y califas. Su arquitectura denota que no era un simple túnel excavado en la tierra, puesto se componía de ocho habitaciones , cinco de las cuales estaban en la parte de la Mezquita y las otras tres en una especie de puente cubierto que debieron construir para garantizar su asentamiento. Estas últimas habitaciones llegaron a contar con ocho puertas de bronce y hierro. Este “submundo” parece que, además de emplearse para acudir a las oraciones a la Mezquita, servía para observar a los viandantes de la ciudad sin ser vistos y, de este modo, enterarse de los problemas cotidianos y de las posibles conjuras contra ellos.

Este túnel representa uno de los anhelos de la especie humana de observar y escuchar sin ser vistos, es una especie de capa de invisibilidad que permite conocer que opinan de nosotros cuando no estamos presentes. Aunque esto puede resultar un juego peligroso … Schhhhh, creo que se acerca alguien …

Mezquita CORDOBA1

Cisnes unánimes

      En este día de otoño con sur, viajamos al norte de la vieja Europa, para adentrarnos en los símbolos y leyendas de un lugar de cuento. Se trata de la ciudad de Brujas, enclavada en Bélgica y capital de la provincia de Flandes Occidental. Su nombre provine del noruego antiguo “Bryggia” que hace referencia a puentes, muelles y atracaderos. No olvidemos que esta ciudad hace algunos siglos fue la primera gran capital del Condado de Flandes y una de las principales ciudades comerciales de Europa. En el idioma flamenco “Brug” significa puente y, al ostentar el nombre en plural, nos acerca a la gran cantidad de puentes que en ella existen. Su lema es “Senatus populusque Brugensis” – El Senado y el pueblo de Brujas-.

      El hecho de ser un lugar que vive y se desarrolla en torno al agua, nos acerca a una de sus mitos más famosos. BrujasEsta puerta está elegida por su color, el azul de los canales de la ciudad, y por su símbolo, un cisne, muy relacionado con su historia. Una de las leyendas de Brujas va en paralelo a uno de los lugares más visitados: el Minnewater o Lago del Amor. Se remonta a 1488 cuando la ciudad de Brujas ejecuta a un administrador de la villa llamado Pieter Lanchals, esposo de la duquesa María de Borgoña y amigo de Maximiliano de Austria, por lo tanto, se trata de un hombre con “buenos contactos”. Su apellido significa cuello largo, y en el escudo de armas de la familia Lanchals aparece la figura del cisne blanco. Así que, enterado del asunto, el rey castiga a la población de Brujas con una curiosa resolución: tendrán que mantener a los cisnes de sus lagos y canales para toda la eternidad. A partir de ese día, la abundancia de este animal por cada rincón de la ciudad es palpable, de hecho alguno ha salido del agua para guardar esta puerta …

      Existen otras leyendas más románticas en torno a la pervivencia del cisne en Brujas, pero me quedo con esta por su carga política y social, evidencia del pragmatismo de una sociedad y de las andanzas del poder. Esto me anima a que reflexionemos sobre nuestros símbolos, signos identitarios y tradiciones como sociedad, elementos que van a definirnos y que, en multitud de ocasiones, no nos planteamos sus implicaciones o interacciones y los asumimos sin más. Recuperemos el espíritu crítico … Vamos a tomar un chocolate belga que se acerca el frío y os invito a hablar de ello … ¿Cuántas tazas pongo en la mesa? …

Brujas 2

Se hace saber …

Esta vez los caminos nos llevan hasta la villa de Cartes, en Cantabria. Se trata de una localidad enclavada en el eje del río Besaya, muy dinámica desde el punto de vista poblacional y con una historia muy fecunda que se observa en sus calles, sus torreones y sus molinos.

CARTES        En concreto, se trata de los restos de una antigua fortaleza rehabilitado recientemente como museo de divulgación de física. Este llamado torreón fue construido por la familia Manrique – condes de Castañeda y marqueses de Aguilar- en el siglo XV, para defenderse de los cercanos señores de la Vega (emplazados en la actual Torrelavega, Cantabria).  Se ha convertido en un símbolo popular , siendo utilizado su nombre para grupos de música y danzas de la zona.

CARTES2

Las calles de este pueblo me traen a la memoria algunas disposiciones reglamentarias, tipo ordenanzas municipales, donde se recogen con gran minuciosidad detalles que nos permiten recrear aspectos de la vida cotidiana de los habitantes de lugares como éste hace siglos. Consultando algunas de ellas, me ha llamado la atención las ordenanzas del valle de Soba, también en Cantabria, datadas en torno al siglo XVII, de las que se han perdido algunas hojas y otras resultan ilegibles, pero que sirven para apreciar esos aspectos de la microhistoria, que se descuidan en algunos momentos, y que son los que realmente nos conectan con nuestro pasado. Aunque no pertenezcan a la misma zona, sus reglamentos son extrapolables a cualquier localidad de la región. Me llama la atención la reseña señalada relativa a las cerraduras, nuestro fondo . Dice así:

      ” En lo de las cerraduras. 

        Otro sí ordenaron y mandaron, que cada y cuando que los pueblos y lugares deste dicho valle huviese algunas cerraduras de cerrar y los dueños de tales cerraduras e personas que sean obligados a cerrar, estubiendo ausentes o fuera desta jurisdición, de manera que ellos no se puedan hallar presente e cerrar sus heredades e cerraduras, que los que tubieren cargo y poder o los dueños de tales ausentes por renta o por otra cualquier vía o poder o encomendado, o el que gozare los tales bienes, cierren e hagan cerrar las dichas cerraduras todas las veces que fueren menester, ansí en los concexos e lugares dende fueren vecinos, como en los otros donde no los fueren, e tubieren las dichas cerraduras a costa de tales bienes e hacienda que tuvieren a cargo, e así acaso ninguno ni alguno no tubiere cargo de tales bienes, dicha hacienda de los ausentes que en tal pueblo, concexo o lugar donde estubiesen las dichas cerraduras, hagan cerrar e cierren a vista de fieles e montaneros, a costa de los bienes obligados a lo cerrar, hasta en la cantidad que fuere menester, pregonándolo a quien por menos lo cerrare, pueden vender de sus bienes y heredades, e tierras en público concexo sin pena alguna, hasta en la cantidad que fuere menester para las dichas cerraduras, e las dar bien cerradas e ninguno ni alguno sea osado a ir ni pasar lo contenido en este capítulo, en público ni en secreto, so pena de pagar coto e daño e más la pena que por el pueblo fuere puesta e más 200 maravedís aplicados la mitad para el pueblo donde fueren las cerraduras e ganados, e la otra mitad para el executor del concexo e más las costas” 

No me digáis que no resulta chocante una disposición así hace cuatro siglos y nos hace dar un giro diferente a este tema de las puertas y sus circunstancias. Creo que podemos asomarnos al pasado … ¿Alguien viene? … Quedamos aquí cuando vosotros queráis…

CARTES3

Mediterráneo

En vista de que el otoño ya está acompañándonos, que mejor que dar un paseo por la isla de Creta. Aquí, fue donde inicié la costumbre de fotografiar puertas que llamaban mi atención. Se trata de una ermita escondida cerca de una laguna en la pequeña ciudad de Ágios Nikolaos ( en griego se escribe Άγιος Νικόλαος). Está situada en el este de la isla y resulta una gran estímulo para los sentidos, para todos ellos.

Ciertamente, resulta difícil que la vista no se detenga en esta maravilla de la espiritualidad que, además, une otra de

AGIOS NIKOLAOS 09“mis aficiones”, la de buscar leones alados, allí donde la República de Venecia estableció su alargada sombra.  A estos leones, se les conoce como leones de San Marcos, león alado o león marciano y son el símbolo del evangelista Marcos y de Venecia, tanto de la ciudad como de la antigua República. Esta representación de San Marcos es una de las más conocidas de la iconografía cristiana, teniendo su origen en el Apocalípsis de San Juan, donde el león es una de las cuatro criaturas que se encuentran junto al trono de Dios, dedicándole alabanzas. Normalmente, el león va acompañado de un libro y una espada, pero, lo curioso de este caso, es que se utiliza otra variante del símbolo, que es más usual en escudos o sellos. Se trata de la representación del león tendido y agazapado, empleado en este modo, para hacer más visible el símbolo debido a que precisa un menor tamaño.

Creta representa una frontera simbólica entre Oriente y Occidente, de ahí que estos leones alados tengan claras referencias bizantinas, y su localización geográfica le confiere una rica historia, cuajada de episodios de disputas por su control. Por ello, los piratas que recorrían el “Mare Nostrum” hicieron de ella su base para sus hazañas, lo que sirvió de excusa para ser intervenida y ocupada por otros pueblos que querían hacerse con este punto estratégico de las rutas comerciales y culturales. Venecia compra la isla en el año 1204, a cambio de 100 marcos de plata y territorios en Macedonia, haciéndose con su control y dividiéndola en 6 territorios, ocupando esta zona de Ágios Nikolaos el llamado Sexterio de Agioi Apostoloi. Venecia terminó por ocupar toda la isla, y confiscó tierras para repartirlas a sus colonos, favoreciendo la instalación de éstos a cambio de obligaciones militares; y cada colono recibió con sus tierras veinticinco siervos. Los primeros nobles cretenses eran los descendientes de las familias burguesas llegadas de Venecia y posteriormente, se concedieron tantos títulos nobiliarios, a cambio de favores a la metrópoli, que dejaron de tener prestigio.

Este lugar resulta realmente ilustrador para no olvidar de dónde venimos, hacia dónde nos dirigimos cómo sociedad y, qué importancia tienen unas posiciones estratégicas que, en algún momento, dejan de serlo porque el foco se traslada hacia otros lugares. No olvidemos la relatividad y la incertidumbre. Vamos a abrir este candado, del que no he podido averiguar lo que indican esas grafías … Si alguien me ayuda …

AGIOS NIKOLAOS' 09

“Papá cuéntame otra vez”

El título de la entrada es mi pequeño homenaje al cantautor español Ismael Serrano, del que me he permitido tomar prestado una canción como inspiración para abrir la siguiente puerta. Sorbona

Se trata de un pequeño portal situado cerca de la Sorbona, en París. Cuando paseas por esta zona no resulta   complicado imaginar multitud de jóvenes activistas protestando durante el “Mayo del 68” francés, pidiendo un horizonte más azul para todos los ciudadanos, intentando “coronar” a la imaginación como bien más preciado. No se trata de auténticos revolucionarios al uso, simplemente, eran personas insatisfechas que se unieron para alzar su voz contra lo que consideraban injusto. De aquello, han quedado en nuestro imaginario colectivo algunos elementos impagables, a pesar de que la playa no estaba bajo los aceras de las calles de París. Nos han trasmitido la idea de que es posible o, por lo menos, hay que lanzarse a cambiar el mundo, el conformismo no nos permite crecer ni como persona, ni como sociedad. El fracaso de estas manifestaciones puede parecer decepcionante, pero esto sólo será posible cuando no sirven de inspiración para ningún alma. Es necesario sacar la poesía a la calle, decretar un estado de la felicidad permanente, considerar a la verdad revolucionaria. La Sorbona es un lugar clave de nuestra vieja Europa, la puerta que nos permita continuar en la lucha para nuestra felicidad y la de las generaciones venideras. No es necesaria una nostalgia, con mala vejez, para volver la vista atrás y extraer la positivo de estas acciones y la necesidad acuciante de volver a repetirlo. No podemos permitir que nos liberen, para eso valemos nosotros, y, sobre todo, vamos a ser realistas, vamos a pedirlo todo.

Así que, si están ustedes dispuestos, yo voy a llamar para entrar … ¿Me siguen?. Sorbona 2